Síntomas de infarto miocardio

Enlace Patrocinado

Entre los síntomas de infarto de miocardio se pueden citar los más comunes a todas las personas que lo han padecido.
Un dolor opresivo en el centro del tórax que se extiende en el tiempo y a su vez se extiende o se irradia hacia la zona de uno o de los dos brazos y hacia el hombro abarcando la zona del rostro puntualizándose en la mandíbula. Se trata de un dolor punzante, como si se tratara de que alguien le está clavando un puñal, por ello es un dolor punzante muy característico del infarto además de ser prolongado, lo cual lo diferencia de una angina y además al colocarse bajo la lengua un comprimido de nitroglicerina ese dolor no disminuye ni cesa.
A su vez comienza una sudoración excesiva lo cual deriva en la palidez, mareos, náuseas y dificultad para respirar.
Asimismo como síntoma primario de esta enfermedad en los casos más graves será la presencia de la angina con el típico dolor en el centro del pecho. Si bien la angina no es una enfermedad en sí misma, pues se trata de una advertencia, ya que surge previamente al infarto de miocardio, por lo cual se considera como una forma de proteger y condicionar al corazón al próximo daño que devendrá en infarto.

En este caso además del dolor opresivo y que se irradia otros miembros se percibe también ardor en la misma zona.
Este dolor puede ser muy intenso pero no significa que la gravedad aumente de acuerdo a esa intensidad.
De hecho un dolor intenso puede ser el indicio de una isquemia débil (ver (Derrame cerebral causas), pero un dolor leve puede indicar una isquemia grave.
La angina estable es otro de los síntomas de la enfermedad de referencia, la cual se presenta con un dolor en el pecho muy fuerte aunque no es tan grave como la angina inestable, ya que mediante el reposo puede mejorar considerablemente además de tener muy buena respuesta a un tratamiento con nitroglicerina.
La angina puede presentarse ante cualquier exigencia de oxígeno, como por ejemplo al practicar excesivamente ejercicio físico, durante una época de días muy fríos, al atravesar situaciones emocionales muy movilizantes y al ingerir alimentos de forma convulsiva.
Si bien puede ocurrir a lo largo del día en cualquier momento, es más factible que ocurra entre los horarios de la madruga al mediodía.
Por otro lado en el caso de una angina inestable se presentará mientras la persona duerme con un dolor que lo despertará, pues se trata de un dolor tan fuerte nunca antes experimentado.
Asimismo puede presentarse al practicar un ejercicio leve como caminar o subir y bajar escaleras.
El tercer tipo de angina es la Prinzmetal, también llamada variante. Sucede debido al espamo en las arterias coronarias. En este caso se presenta mientras la persona está descansando cuando comenzará con palpitaciones irregulares. A través del tratamiento solo es posible aliviar el dolor.
Si bien el dolor anginoso es uno de los síntomas del infarto de miocardio algunas personas no lo presentan, a pesar de contar con una enfermedad coronaria grave, en cuyo caso se presentará una isquemia silente, éste es un proceso ejercido por el cerebro sobre el dolor del corazón. Es una patología considerada como peligrosa, ya que la persona no será advertida sobre la enfermedad cardíaca y por ende puede presentar mayores complicaciones y un mayor índice de mortalidad en comparación con una persona que puede sentir el dolor, ya que como se dijo anteriormente ese dolor anginoso representa la protección al corazón preparándolo para un posterior infarto miocardio.

Deje sus comentarios

*